Playa de Negombo

Pescadores en la playa de Negombo

Esta fue mi última foto en Sri Lanka, durante mi último paseo por la playa de Negombo. No, no os aconsejo esta playa más que de paso, ya que pilla cerca del aeropuerto. Pero si no os queda más remedio que pasar una mañana allí esperando al vuelo, no os quedéis cerca de los hoteles y los resorts, con sus sucias playas y contaminado mar. Seguid caminando hacia el norte, a los pueblos de pescadores.

El día anterior los había visto llegar. Apenas traían pesca y no se les veía muy contentos. Decenas de perros se abalanzaron en busca de alguna presa escapada de las redes, pero ellos tampoco tuvieron suerte. Era la víspera de Noche Buena y muchos de estos pescadores cuentan entre los pocos cristianos que habitan la isla. Algunos de ellos tienen apellidos portugueses, y otros ingleses. La dueña de mi albergue presumía de haber convertido al catolicismo a su mejor amiga y a la hija de esta. Teniendo en cuenta que Sri Lanka es un país que acaba de salir de un conflicto de gran carácter religioso entre el gobierno central, budista, y los rebeldes hindúes del norte, me pareció cuanto menos curioso que otras religiones minoritarias gozasen de tanta libertad de expresión.

Al día siguiente, cuando tomé esta foto, siendo ya Noche Buena, decían que no les quedaba más remedio que salir a faenar, todos querían poder traer un buen pez para cenar. O para comer al día siguiente. Así que aquí los fotografié, reparando las redes con la esperanza de tener más suerte esta vez.

Para completar la anécdota, nunca había estado en fechas navideñas en por debajo del Trópico de Cáncer y sigo recordando como algo muy curioso ver los belenes y los árboles de navidad estando a 30 grados y mientras me dirijo a la playa. Tampoco habría podido imaginar nunca que tomaría kottu, hoppers y curry para desayunar en Noche Buena.

Deja tu comentario